ūüźĚQu√© es el s√≠ndrome de la abeja reina y c√≥mo afecta un entorno laboral

  • La primera vez que se uso el t√©rmino de s√≠ndrome de abeja reina fue en 1973, en el art√≠culo ¬ęThe Queen Bee Syndrome¬Ľ.
  • En √©l, se habla de mujeres que negaban la discriminaci√≥n femenina y prefer√≠an trabajar con hombres.
  • La soluci√≥n para este s√≠ndrome, seg√ļn una experta, es la sororidad, debido que el apoyo entre mujeres podr√≠a quitar los estigmas.

En 2018, un manifiesto llamado ¬ęNo nacemos v√≠ctimas¬Ľ se public√≥ en el diario El Pa√≠s, en medio de la huelga feminista de ese a√Īo que luchaba contra la violencia de g√©nero y la desigualdad.

En √©l, 26 mujeres con grandes puestos manifestaron que las mujeres en Espa√Īa son ¬ępersonas adultas, libres y responsables¬Ľ.

Seg√ļn el diario, ¬ęestas mujeres de √©xito¬Ľ ped√≠an celebrar el 8M y no revelarse.

La soci√≥loga Olivia Garc√≠a-Velasco les acu√Ī√≥ el s√≠ndrome de la abeja reina.

Este s√≠ndrome se refiere a las mujeres que ocupan cargos altos dentro de organizaciones p√ļblicas y privadas, con ¬ęla preferencia de rodearse de hombres para desempe√Īar esos puestos¬Ľ, dice la tesis de Garc√≠a-Velasco para Doctorado en psciolog√≠a.

El síndrome de la abeja reina se usó por primera vez en la década de los setenta

De cuerdo con Olivia, la primera vez que se uso el t√©rmino fue en 1973, en el art√≠culo ¬ęThe Queen Bee Syndrome¬Ľ.

Los psic√≥logos acu√Īaron el s√≠ndrome a mujeres que negaban la discriminaci√≥n femenina y atribu√≠an su √©xito profesional ¬ęa m√©ritos propios¬Ľ, sin necesitar ayuda del sistema y ¬ęrode√°ndose de hombres¬Ľ.

Autores aseguran que esta actitud se toma debido a que si una mujer de éxito admite que existe un sistema que discrimina a las mujeres, sus logros pueden reducirse ante la sociedad.

¬ŅQu√© actitudes representan a una mujer con s√≠ndrome de abeja reina?

Primordialmente, el síndrome se refiere a una competencia entre mujeres, debido que las llamadas abejas reinas prefieren trabajar con hombres.

¬ęLas mujeres con este s√≠ndrome estar√≠an amenazadas por otras mujeres, al final para recibir la atenci√≥n de otros hombres. Ellas evaluar√≠an de forma negativa a otras mujeres, as√≠ como intentar√≠an destruir su √©xito¬Ľ, se lee en la tesis de la soci√≥loga.

Otra de las actitudes m√°s comunes de este s√≠ndrome es la imitaci√≥n de un comportamiento masculino o ¬ęhetero-normado¬Ľ.

Por lo que se aprobarán conductas de discriminación contra mujeres, al verlas como débiles o rivales.

Un performance para mantener el estatus

La psic√≥loga feminista y activista, Daniela Olaiz, asegura que se empiezan a tomar actitudes ¬ęmasculinizadas¬Ľ, tras el esfuerzo de romper un techo de cristal a niveles tan altos.

¬ęEn estos niveles hay una exigencia de no mostrar ninguna sensibilidad, pero esto se vuelve un arma de doble filo porque esta mujer hacia bajo sabe que los varones que le responden la pueden resentir¬Ľ, explic√≥.

¬ęY las mujeres que le reportan van a ser tratadas c√≥mo sus compa√Īeros varones las tratan para poder conservar ese estatus dentro del espacio de liderazgo¬Ľ, agreg√≥.

Sin embargo, la psicóloga asegura que las mujeres que se encuentran en altos niveles se les exige también mantener una apariencia física impecable, debido a que será lo primero que se le juzgará

¬ęTambi√©n se le va a exigir que dentro de estas actitudes mascunlinazadas ella haga un performance. Habr√° mujeres que cuidan su aspecto much√≠simo y siempre estar√°n bien vestidas, elegantes; no repetir√°n un vestido. Y este tipo de cosas no tendr√≠an relevancia si realmente se masculinazara, porque a los hombres no se los piden esas cosas¬Ľ.

La sororidad es clave para solucionar estos conflictos

La también activista asegura que la solución para este síndrome es la sororidad, debido que el apoyo entre mujeres podría quitar estigmas.

Seg√ļn la Universidad Complutense de Madrid, este s√≠ndrome podr√≠a provocar abusos y acoso laboral.

Por lo que se recomienda, crear consciencia sobre los estigmas que se crean respecto a la convivencia entre mujeres.

¬ęLo que yo recomiendo es el feminismo, para analizar y entender las interacciones entre mujeres¬Ľ, dice.

¬ęLas mujeres debemos de construir entre nosotras este pacto de sororidad; ser un apoyo incondicional entre nosotras para ser comunidad, porque no se puede llegar solas¬Ľ, concluy√≥.

AHORA LEE: Las mujeres no son sentimentales en las decisiones profesionales ‚ÄĒaunque este estigma persista

TAMBI√ČN LEE: M√©xico debe romper el ciclo del machismo para tener m√°s mujeres l√≠deres, dicen 3 altas ejecutivas

Descubre más historias en Expertos en Línea

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn y Twitter